28/4/10

I Premio concurso literario "Ramón" (Helena, 6º A)

EL LIBRO MÁGICO.

– Hola, por favor tenéis que ayudarme. Estoy encerrado en un inmenso libro mágico; donde no se cual es el capítulo siguiente, ni como será el final de esta larga historia.

Todo comenzó un día cuando:

– ¿Que es ese libro?- preguntó el padre de Esmeralda.

– Lo he ganado en una apuesta, en el cole- respondió la niña.

– ¿Qué? No te he dicho que no apuestes nada, y si hubieras perdido, ¿qué es lo que hubieras perdido?

– Pues la verdad es que no lo se, estaba convencida de que iba a ganar.

– Te he dicho 10000 veces, que si alguna vez apuestas, te enteres de que es lo que puedes perder. Castigada, a tu cuarto. Apostar no es un juego de niños.

– Pero papá...

– Nada de peros.

-Esmeralda se fue a su cuarto y empezó a ojear el libro. Pero el libro no contaba una historia, ni un bonito cuento. El gran tomo que había ganado estaba totalmente en blanco.

- Que extraño- pensó Esmeralda.

-Entonces cogió su ordenador y buscó en él, información al respecto. Buscando y buscando encontró una página, que decía cosas muy raras sobre un libro mágico. Empezó a leer, y encontró un punto que decía así.

• Hay que tener cuidado con los libros mágicos, pues si pronuncias las palabras siguientes, podrías introducir a alguien en el libro mágico. Esa persona se convertiría en el protagonista de tu historia. No podrá salir del libro, hasta que alguien, lo lea entero.

-Entonces Esmeralda, sin saber lo que hacía, pronuncio las palabras mágicas, y yo, que justamente pasaba por debajo de su ventana, sin comerlo ni beberlo, me introduje en el libro. Ahora, estoy aquí, siendo perseguido por un gran dragón.

– Pero lo del dragón no ha sido lo único que me ha ocurrido.

• En el capítulo 1, fui atacado por piratas.

• En el 2, las hadas me echaron polvos mágicos en lo ojos.

• En el capítulo 3, unas personillas verdes intentaron raptarme.

• En el 4, un gran ogro intentó comerme.

• En el 5, un unicornio, me pincho con su gran cuerno.

• En el capítulo 6, una bruja intentó cogerme como cena.

• En el 7, unos vikingos me confundieron con una foca.

• Y en el capítulo 8, un gran pulpo me atrapó con sus largos tentáculos.

– Ahora estoy aquí en el capítulo 9, siendo perseguido por un dragón. No se que pasará en el último capítulo, el 10. No se si seré comido por un troll, o al fin, podré volver con mi familia, a mí bonita casa de la ciudad. Solo lo podré averiguar, si los niños y niñas, siguen leyendo , o por lo contrario, abandonan los libros para siempre. Todo está en vuestras manos...


Imprimir

No hay comentarios: